sábado, 10 de febrero de 2018

* MISI - Evangelio del domingo Mc 1, 40-45 "Quiero, queda limpio"

Mc 1,40-45: La lepra se le quitó y quedó limpio.

En aquel tiempo, se acercó a Jesús un leproso, suplicándole de rodillas:

-«Si quieres, puedes limpiarme.»

Sintiendo lástima, extendió la mano y lo tocó, diciendo:

-«Quiero: queda limpio.»

La lepra se le quitó inmediatamente, y quedó limpio. Él lo despidió, encargándole severamente:

-«No se lo digas a nadie; pero, para que conste, ve a presentarte al sacerdote y ofrece por tu, purificación lo que mandó Moisés.»

Pero, cuando se fue, empezó a divulgar el hecho con grandes ponderaciones, de modo que Jesús ya no podía entrar abiertamente en ningún pueblo; se quedaba fuera, en descampado; y aun así acudían a el de todas partes.

martes, 6 de febrero de 2018

* MISI - Evangelio del domingo Mc 1, 29-39 "Todos te buscan"

Mc 1,29-39: Curó a muchos enfermos de diversos males.

En aquel tiempo, al salir Jesús y sus discípulos de la sinagoga, fue con Santiago y Juan a casa de Símón y Andrés. La suegra de Simón estaba en cama con fiebre, y se lo dijeron. Jesús se acercó, la cogió de la mano y la levantó. Se le pasó la fiebre y se puso a servirles. Al anochecer, cuando se puso el sol, le llevaron todos los enfermos y endemoniados. La población entera se agolpaba a la puerta. Curó a muchos enfermos de diversos males y expulsó muchos demonios; y como los demonios lo conocían, no les permitía hablar. Se levantó de madrugada, se marchó al descampado y allí se puso a orar. Simón y sus compañeros fueron y, al encontrarlo, le dijeron:

-«Todo el mundo te busca.»

Él les respondió:

-«Vámonos a otra parte, a las aldeas cercanas, para predicar también allí; que para eso he salido.»

Así recorrió toda Galilea, predicando en las sinagogas y expulsando los demonios.

miércoles, 31 de enero de 2018

* Manos Unidas de la diócesis de Guadix ayudará a combatir el hambre con tres proyectos de desarrollo en India y Kenia







Manos Unidas de la diócesis de Guadix presentó la Campaña de 2018 de esta organización eclesial contra el hambre en el mundo. El acto tuvo lugar el pasado jueves, 25 de enero, en el salón de actos del Obispado de Guadix, y al mismo asistió el Obispo de Guadix, Mons. Ginés García. La presidenta diocesana de Manos Unidas en Guadix, Visitación Moya, agradeció a todos la colaboración que reciben y que hace posible los proyectos de desarrollo que cada año financian desde la diócesis accitana. También habló del eslogan con el que se presenta la campaña de este año: “comparte lo que importa”, invitándonos claramente a ser solidarios y a hacerlo con responsabilidad.
Manos Unidas de la diócesis de Guadix hizo balance de la campaña del año pasado, en la que se recaudó lo que se precisaba, y animó a todos a embarcarse, un año más, en el objetivo de conseguir la financiación de los proyectos de desarrollo que se le han asignado para este año.
Después, visitación Moya presentó los tres proyectos que, por el momento, se van a realizar gracias a las aportaciones que se consigan en los pueblos de la diócesis de Guadix. Son tres proyectos relacionados con la educación de los más jóvenes: dos en India y uno en Kenia. Desde Manos Unidas se apuesta claramente por la educación como herramienta para combatir la pobreza. Es una siembra a largo plazo, pero más efectiva que las ayudar puntuales- que también se realizan-. Como dicen en Manos Unidas: “el hambre no se comparte solo con comida”.
Y, antes de terminar, Visitación Moya agradeció al Obispo accitano su apoyo a Manos Unidas en estos años que ha estado como Obispo en Guadix, al tiempo que le deseaba lo mejor en su nueva diócesis de Getafe.
Proyectos
1.- El primero de los proyectos es la mejora de las condiciones higiénico‐sanitarias en un Internado Rural (India).
Este proyecto se localiza en el distrito de Amlikhaman, en la zona de Sambalpur, en el estado de Odhisa, al este de la India. Es una zona aislada llena de bosques y terreno irregular, lo que dificulta mucho las comunicaciones y las distancias a recorrer son muy largas. La educación allí es muy limitada y el alfabetismo es muy bajo. Debido a ello, la diócesis de aquel lugar decidió construir un internado para acoger a los niños de educación primaria y secundaria. Con el paso del tiempo, las instalaciones del mismo están en muy malas condiciones al no tener aseos. Los alumnos tienen que hacer sus necesidades en el campo. La dirección del Internado solicita a Manos Unidas ayuda para construir un bloque de aseos con 15 baños, 2 lavabos, 10 duchas y 2 tanques de agua. Los padres de los niños se comprometen a aportar materiales y mano de obra. El proyecto beneficiará a 150 niños que se encuentran actualmente viviendo en el Internado. El importe de la ayuda que se precisa es de 13.033,00 Euros.
2.- El segundo proyecto a realizar es la mejora de Sala de Formación en Kandhamal (India)
Este proyecto se extiende a 8 municipios de Kandhamal, en Orissa, al noreste de la India en uno de los estados más pobres del país, donde la mitad de la población son aborígenes o descastados que viven por debajo del umbral de la pobreza, malviviendo de la agricultura como jornaleros, ya que no poseen tierras propias. A ello se suma la situación de las mujeres –a las que no se da ningún valor ni social ni económico‐ el analfabetismo, la ignorancia y el aislamiento geográfico de las aldeas. La institución “Jana Vikas” lleva años trabajando en la región implementando diferentes programas de desarrollo. La entidad cuenta con un pequeño centro de formación. En la actualidad las instalaciones se han quedado pequeñas y utilizan una zona de garaje, que han aislado mediante unas lonas como paredes. La citada institución solicita la colaboración de Manos Unidas. Se trata simplemente de levantar las paredes interiores de la sala, ya que cuentan con las exteriores. Los beneficiarios directos de este proyecto serán las 2000 personas que reciben formación en el centro al año, e indirectamente la comunidad de Kandhamal. El importe de la ayuda que solicitan es de  3.047,00 Euros.
3.- El tercer proyecto a financiar es la mejora de la calidad de Formación Profesional de Jóvenes en Kenia (África).
Gilgil es una localidad en el Condado de Nakuru en Kenia, al centro‐oeste del país. Es una zona seca y relativamente fría durante todo el año, por lo que las condiciones no soy muy aptas para la agricultura y la población depende principalmente de sus pequeños negocios para obtener algo de ingresos. La Escuela Politécnica Comboni está siendo gestionada ahora por la Congregación Ugandesa de los Hermanos de San Carlos Lwanga. Su misión es educar a los jóvenes pobres de Gilgil. Las instalaciones se encuentran en un estado de envejecimiento. Solicitan la colaboración de Manos Unidas lo que supone un 92% del proyecto total. Los beneficiarios directos son 280 alumnos. El importe de la Ayuda que solicitan es de 6.953,00 Euros.
Todos estos proyectos se van a financiar con las colectas que se recojan en Manos Unidas y las actividades que, a lo largo del año, van a realizar. Y aún esperan poder financiar algún proyecto más, porque confían en la generosidad de todos, como ha ocurrido en años anteriores.
Campaña
La campaña de Manos Unidas contra el Hambre no ha hecho más que comenzar. El día grande de colectas en todas las parroquias será el domingo 11 de febrero. Ese fin de semana se podrán aportar los donativos en las colectas de las Misas. Pero también habrá cuestaciones en las calles de Guadix y de Baza.
Dos días antes, el viernes 9 de febrero, será el Día del Ayuno Voluntario, como gesto de concienciación sobre el hambre en el mundo. Pasar una mañana con hambre ayudará a tomar conciencia del problema que padecen millones de personas cada día en el mundo. Y si lo que nos ahorramos en el desayuno lo destinamos a la colecta, mucho mejor.
Además, en la diócesis de Guadix se contará con la presencia de un misionero que pasara por los colegios que lo han solicitado, ofreciendo su testimonio y lo que hace Manos Unidas en esos territorios de misión.
Pero la campaña de Manos Unidas en Guadix no se agota en febrero. Durante todo el año realizan actividades con las que poder afrontar la financiación de estos tres proyectos a los que se han comprometido. Y, a buen seguro, se logrará. O, mejor, lo lograremos entre todos.
Antonio Gómez


sábado, 27 de enero de 2018

* MISI - Evangelio domingo Mc 1, 21-28 "Una doctrina llena de autoridad"

Mc 1,21-28: Enseñaba con autoridad.

En aquel tiempo, Jesús y sus discípulos entraron en Cafarnaún, y cuando el sábado siguiente fue a la sinagoga a enseñar, se quedaron asombrados de su doctrina, porque no enseñaba como los escribas, sino con autoridad. Estaba precisamente en la sinagoga un hombre que tenía un espíritu inmundo, y se puso a gritar:

-« ¿Qué quieres de nosotros, Jesús Nazareno? ¿Has venido a acabar con nosotros? Sé quién eres: el Santo de Dios.»

Jesús lo increpó:

-«Cállate y sal de él.»

El espíritu inmundo lo retorció y, dando un grito muy fuerte, salió. Todos se preguntaron estupefactos:

-«¿Qué es esto? Este enseñar con autoridad es nuevo. Hasta a los espíritus inmundos les manda y le obedecen.»

Su fama se extendió en seguida por todas partes, alcanzando la comarca entera de Galilea.

sábado, 30 de diciembre de 2017

* MISI - Evangelio Domingo Sagrada Familia. Lc 2, 22-40 "NUNC DIMITTIS".

Evangelio para las dos combinaciones de lecturas:
Lc 2,22-40: El niño iba creciendo y se llenaba de sabiduría.

Cuando llegó el tiempo de la purificación, según la ley de Moisés, los padres de Jesús lo llevaron a Jerusalén, para presentarlo al Señor, de acuerdo con lo escrito en la ley del Señor: «Todo primogénito varón será consagrado al Señor», y para entregar la oblación, como dice la ley del Señor: «un par de tórtolas o dos pichones. » Vivía entonces en Jerusalén un hombre llamado Simeón, hombre justo y piadoso, que aguardaba el consuelo de Israel; y el Espíritu Santo moraba en él. Había recibido un oráculo del Espíritu Santo: que no vería la muerte antes de ver al Mesías del Señor. Impulsado por el Espíritu, fue al templo. Cuando entraban con el niño Jesús sus padres para cumplir con él lo previsto por la ley, Simeón lo tomó en brazos y bendijo a Dios diciendo: -«Ahora, Señor, según tu promesa, puedes dejar a tu siervo irse en paz. Porque mis ojos han visto a tu Salvador, a quien has presentado ante todos los pueblos: luz para alumbrar a las naciones y gloria de tu pueblo Israel.»